Una Introducción Breve

Una costa linda oriental de bolsillo en la península de Yucatán de México. Agua caribeña clara, fauna vibrante, habitantes y visitantes entusiasmados por igual. No sentirse encantado por Akumal es difícil. Quienes vienen, no quieren marcharse. Los que se quedan están trabajando para aprovechar, investigar y preservar los hábitats que están localizados dentro y fuera de la acogedora bahía.

Akumal, un pintoresco centro de actividad situado a pocas horas de Cancún – un destino reconocido por su turismo a nivel mundial – ofrece una experiencia más idílica y personal. Como resultado está creciendo su popularidad. Además de los arrecifes fotogénicos, los pastos marinos de la bahía atraen a un gran número de tortugas para alimentarse y anidar. La demanda para ver estos regalos naturales supone una gran responsabilidad para los residentes de Akumal. El turismo significa valiosos ingresos, pero también pone presión sobre la frágil fauna. Para asegurar a largo plazo los beneficios se requiere una planificación eficaz.

Aquí entra la ciencia y la conservación, las cuales son invaluables. Hace cuatro años, un apasionado equipo de buzos y biólogos empezaron una empresa local que se convirtió en Expedición Akumal. Ahora, la organización está coordinada por Jenny Mallon, una investigadora de posgrado de biogeoquímica, con el apoyo vital del Hotel Akumal Caribe. El proyecto comenzó con la recolección de fragmentos de corales que se habían roto del arrecife, abandonados en la arena. Estos corales caídos no están muertos, si no que están luchando por sobrevivir. Sin un substrato, no vivirán.

Una colonia de Acropora cervicornis, una especie de coral que aquí está fusionada al arrecife. Fotografía: Aaron de Verés

La forma más reconocible de un coral es la que llamamos una colonia. Quizá haya oído usted antes esto, pero en la imagen anterior se muestran cientos de entidades biológicas, que están viviendo juntas en una colonia de pólipos. Cada pólipo es un organismo, y a medida que crece puede que se multiplique y se fusione a los adyacentes, construyendo la conocida estructura más grande. ¿El pegamento que lo mantiene unido? Es su esqueleto, secretado lentamente, pero construido para durar. Imagine una multitud de adolescentitos eternos que vive cada uno en su propio apartamento de una vecindad de una forma extraña, solamente interesado en asolearse para absorber la energía durante el día, y salir de sus hogares por la noche para alimentarse. No tan distinto de nosotros en realidad.

 

Sin embargo, la importancia de los corales y su papel se alejan del de un adolescente. Algunos corales en particular crean la estructura 3D de la que todos los demás en el arrecife dependen. Por eso, su regeneración proporciona hábitat y refugio de depredadores para todos los organismos que quieren vivir aquí: las langostas, los peces, los erizos de mar, las rayas y más. Así que, el personal de Expedición Akumal sujetó los fragmentos de coral a las líneas de PVC que habían colgado sobre el arrecife, y los dejaron crecer. El mantenimiento de estos viveros queda como la columna vertebral de las actividades de Expedición Akumal, lo que ahora han expandido de manera enorme. Los esfuerzos prácticos de restauración y las investigaciones ecológicas están apoyados ahora por estudiantes, más personal y una variedad de organizaciones que incluye SECORE International, Operation Wallacea y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). El objetivo primario: desarrollar y conducir métodos para conservar y restaurar las poblaciones de coral, en colaboración con otros proyectos similares a lo largo del Caribe.

Las líneas de un vivero con fragmentos suspendidos de Acropora cervicornis. El fondo arenoso debajo de la línea refleja la luz de sol, permitiéndose la absorción de la longitud de onda y velocidad de crecimiento máxima. Fotografía: Aaron de Verés

El poder de los esfuerzos de conservación como estos puede y debe estar maximizado mas allá de las fuertes raíces locales en las que deben integrarse. Compartir y abogar por nuestras pruebas y logros es la moneda de empoderamiento en este campo. Este trabajo no debe salir adelante con la cabeza baja. Trabajar el máximo de horas no garantiza que se tenga éxito, y las oportunidades que nos impulsan requieren que vayamos a por ellas. Desatender la comunicación de las investigaciones más allá de la audiencia inmediata es una oportunidad desperdiciada.

Es por eso por lo que este verano, Akumal será oído. Espera actualizaciones reales, percepciones personales, desarrollos intrigantes y discusiones estimulantes. En caso de que quisieras, nos puedes alcanzar a través de nuestra página de Facebook. Únete al debate, nos pregúnta cosas o cómo puedes involucrarte. Cuantos más tengamos a bordo, más lejos podremos navegar.

Aaron de Veres

Intern Marine Ecologist at Expedition Akumal
A Biological Sciences student at the University of Edinburgh, pursuing a career in conservation biology research. I lead Undergraduates Changing Oceans, a junior research group in marine ecology, and co-coordinate the activist society People and Planet Edinburgh. I am also interested in translating research into accessible and high-impact outreach materials. Currently, I work as an intern marine ecologist with Expedition Akumal and the University of Edinburgh, investigating the biomass and diversity of algal and herbivore communities on a Caribbean reef.

Latest posts by Aaron de Veres (see all)

Aaron de Veres

A Biological Sciences student at the University of Edinburgh, pursuing a career in conservation biology research. I lead Undergraduates Changing Oceans, a junior research group in marine ecology, and co-coordinate the activist society People and Planet Edinburgh. I am also interested in translating research into accessible and high-impact outreach materials. Currently, I work as an intern marine ecologist with Expedition Akumal and the University of Edinburgh, investigating the biomass and diversity of algal and herbivore communities on a Caribbean reef.
Close Menu